Brand Hero

Lakeland Europe Blog – española

Lakeland Europe Blog Lakeland Europe Blog – Français Lakeland Europe Blog – Deutsch Lakeland Europe Blog – española Lakeland Europe Blog – Italiano Lakeland Europe Blog – Nederlands Lakeland Europe Blog – Polski
 English  Français  Deutsch  española  Italiano  Nederlands  Polski

Pregunta: ¿Cuándo ocurre que una "penetración" no es una "penetración"?

¿Respuesta? "Pregúntale a Frank"

Uno de los aspectos confusos que a menudo se malinterpretan a la hora de elegir un traje de protección química es la prueba de permeabilidad química, que se utiliza exclusivamente a modo orientativo de la eficacia del traje de protección química como parte del proceso de elección. No obstante, el resultado de la prueba que más se menciona y utiliza –la "penetración", que debería llamarse de forma más correcta "penetración normalizada"– y que se indica en minutos no es en realidad una "penetración", al menos no en la manera que la mayoría de nosotros entendemos ese término. ¿Qué es entonces?

Chemmax 3 - 2.jpg¿Qué es la "penetración normalizada" en una prueba de permeabilidad?

El resultado de una prueba de permeabilidad (en Europa norma EN 6529) a menudo se indica como: > 480 minutos. En la actualidad, mucha gente, como es natural dada la terminología utilizada, interpreta esto de la siguiente manera:

"Ninguna cantidad de la sustancia química ha atravesado el tejido en 480 minutos, por lo tanto, estaré seguro durante al menos 480 minutos".

…algo que parece lógico. Desafortunadamente, eso no es lo que significa el término "penetración". En realidad, la "penetración normalizada" cuenta con una definición muy específica y NO es "cuando la sustancia química atraviesa por primera vez el tejido".

La "penetración" se define como:

"Tiempo transcurrido hasta que el ÍNDICE o la VELOCIDAD de la permeación que está teniendo lugar llega a 1 microgramo por minuto por centímetro cuadrado, es decir cuando llega al índice de 1,0µg/min/cm2". Por lo tanto la "penetración" se registra en el momento preciso en el que la permeación alcanza una velocidad determinada, y no cuando comienza.

(*Nota: en Estados Unidos se utiliza la prueba equivalente ASTM con el valor de 0,1µg/min/cm2).

Es muy fácil comprender de inmediato las implicaciones que esto tiene, es decir, que en el punto de "penetración" de la prueba, la sustancia química ya ha estado atravesando el tejido

Permeation Graph Nov 2016 -reduced.jpgLa mejor manera de entenderlo es imaginando un gráfico para una sustancia química hipotética: la distancia entre la primera penetración detectada (A) y la penetración normalizada (B) a 1,0µg/min/cm2 es de 180 minutos. Durante ese periodo de tiempo (C), la sustancia química ha estado atravesando el tejido a un ritmo cada vez mayor… (y hay que tener en cuenta que la zona sombreada bajo la línea (D) representa el volumen que ha atravesado el tejido en ese tiempo…).

No hay que preocuparse en absoluto ante esta revelación, si es que se puede considerar una revelación. En primer lugar, con un resultado de > 480 minutos, es posible que la sustancia no haya llegado a atravesar el tejido en absoluto (aunque es imposible saber si lo ha hecho o no a partir del tiempo de "penetración"); y en segundo lugar, estamos hablando de cantidades MUY pequeñas de sustancias químicas. Un "gramo" (g) es muy poco, y un microgramo (µg) es la millonésima parte (o 0,000001) de un gramo. Por lo tanto, una permeación a menos de 1,0µg/min/cm2 probablemente (depende de la sustancia química) no supondrá ningún peligro. Y por supuesto, eso solo ocurrirá SI ha ocurrido un contacto con la sustancia química y si ese contacto se ha mantenido en el tiempo. El problema es que las diferentes sustancias químicas tienen niveles de toxicidad muy diversos… por lo que "probablemente no supondrá" no es suficiente. Podría ser peligroso… y, en la actualidad, mucha gente no es ni siquiera consciente de que podría estar ocurriendo una permeación…

La conclusión obvia de esto es que la penetración de la prueba de permeabilidad NO PUEDE utilizarse como se utiliza con frecuencia hoy en día, para indicar el tiempo de utilización segura. Sencillamente no aporta información suficiente para eso (y además, la propia prueba que se define en la norma EN 6529 lo confirma, al afirmar que solo se puede utilizar para fines comparativos y no para indicar los niveles de exposición segura). Lo que nos lleva a un problema:

"¿Cómo saber durante cuánto tiempo se estará seguro?"

Tal vez alguien sienta alivio al saber que HAY una solución y que trataremos este y otros temas en más detalle en próximos blogs. No obstante, para empezar, yo recomendaría leer este artículo de la edición de noviembre de la revista "Health and Safety International" sobre Frank Schaaf, Enfermero Jefe de Evonik en Amberes.

¿Por qué leer este artículo en concreto? Porque Frank tiene la respuesta…

http://www.hsimagazine.com/article/how-long-am-i-safe

 

© 2016 Lakeland Inc. All Rights Reserved.